martes, 30 de abril de 2013

Simplemente el final

Simpson Comics: Parte Treinta y uno 

Todo tiene que acabar y para entonces, Editorial Vid ya estaba acabada, por lo que el final de la revista Simpson Comics era inminente, dándole su piadosa y silenciosa cancelación en el #186. Sabemos que esto fue propiciado por su situación de aquel entonces, obligándoles a desistir de publicar todo titulo cuyos derechos no les pertenecieran originalmente, pero de todas maneras la revista no iba a ninguna parte. Inclusive, para este punto, ya se la pasaban repitiendo dibujos enviados varios números atrás, incrementando el nivel de vergüenza y flojera que les daba el mantener activo este titulo en sus irregulares salidas entre cada número. 
 La única curiosidad a mencionar la encontramos en los últimos números, presentando por primera vez una historia que tuvieron que dividir en dos partes dentro del titulo de Simpsons Comics. Pudieron cancelar en cualquier momento pero se esperaron a la segunda parte, lo que indica que aun quedaba una pequeña pizca de consideración por parte de los de Vid hacia sus lectores (no obstante, todavia anunciaban lo que vendrìa en los tres siguientes nùmeros, asì que bien pudo ser pura chiripa).

   

Simpson Comics #181 (Simpsons Comics Presents Bart Simpson #20): 

¡La gran guerra de donas de Springfield! Bart hace un desastre en el patio de la casa al convertirlo en un “granjario de cocodrilos y reptiles”, irritando a Homero. Para eludir el castigo, Bart lo distrae con un comentario alusivo que lo hace compartir una anécdota de su juventud cuando ocasionó un desastre similar y su padre le ordenó buscar trabajo para compensar. Homero emprende la búsqueda, hallándose con puros negocios en picada por las tendencias hippies, terminando en la tienda de donas del Mantecoso, donde se ofrece como reemplazo de la mascota. El representante hippie de la competencia (una tienda de donas orgánicas que todavía no abre) decide no correr riesgos y envía a sus empleados para hacerle todo tipo de jugadas que perjudican el trabajo de Homero como promotor. Al percatarse de ello, le pide ayuda a Barney y se introducen en la tienda para sabotearla. Son descubiertos por el dueño y sus matones, descubriendo a su vez que sus donas son un fraude (y que el tipo ni siquiera es hippie). Se produce una batalla descontrolada que implica arrojar donas, huevos y soltar un montón de moscas, a tiempo para la llegada de los primeros clientes y un critico de restaurantes. Con el arresto de la competencia antes de que siquiera vendieran algo, Homero recibe un bono en la forma de docenas de donas (que al comérselas, le impidieron entrar en el traje, por lo fue despedido) y es ahorcado por su padre, repitiendo la faena con Bart en el presente. 

 

Aun así, Bart calma su ira, convenciéndolo de ir al Mantecoso para atiborrarse y olvidarse del asunto. 

¡Las páginas divertidas de Bart! Una nueva sección propuesta con ingeniosas actividades que incluyen El acertijo de El Barto (una serie de frases que pueden formarse con letras de diversos nombres y objetos), El criptograma generado por computadora de Krusty (dando una idea de cómo es la lectura para los analfabetos) y El revoltijo de expresiones favoritas del Tipo de la tienda de cómics (palabras alusivas de Los Simpsons). 

Estragos de película: Bart y Milhouse encuentran una vieja videocámara en el desván y tienen la idea de usarla para filmar su propia película. Tienen problemas para encontrar patrocinadores y presupuesto, pero a Bart se le ocurre realizarla a través de diversas tomas, editándolas para producir un filme de terror titulado Hombres no muertos que caminan (elaborado con filmar tan sólo al perro con espuma en la boca, a Homero ahorcándo a Bart, a un grupo de bebes que hacen parecer que se convirtieron en los ancianos del asilo a los que Otto transporta, con una toma final de un autobús de juguete hundiéndose en la bañera).

   

Tiene lugar la exhibiciòn y la mayoria concuerda en que la película es malísima y los dos amigos reciben puras reprimendas hasta que un productor se acerca para felicitarlos, indicando que su obra es tan mala que es buena, ofreciéndoles el contrato para una secuela (provocando que inmediatamente los adultos cambien de opinión y se ofrezcan con entusiasmo a contribuir para la próxima). 

Contenido extra, curiosidades e irregularidades
Galería Chatarra
• Entre los anuncios de los próximos números, cometen el error de precipitarse e indicar que el siguiente número será Bart Simpson ¨s Treehouse of Horrors #14 (el cual, como ya se explicó en la entrada anterior, nunca fue publicado). Gran decepción nos darían al presentar otro número normal de Simpsons Comics

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera
 • Woodstock, Jimi Hendrix, Mr. Fantastic, Tom Savini, Steven Spielberg, Martin Scorcese. 

   

Simpson Comics #182 (Simpsons Comics #130): Buscando como deshacerse de la vieja colección de TV Guías de Homero que estorba en la casa, Lisa le sugiere a Marge venderla en Ebuy (consiguiendo enseguida que Krusty les envíe una buena oferta para hacerse con las fotos de una actriz que acosaba). Fascinada con la facilidad con que se librò de la colección, Marge cede ante sus impulsos para vender otras cosas que considera innecesarias, volviéndose adicta rápidamente, hasta que deja la casa completamente vacia. La familia termina haciendo compañía al Abuelo en lo que Homero asimila que esta vez fue Marge la responsable de hacer una tontería.

   

Lisa se pone a investigar en internet para dar con la localización de la persona que compró la mayor parte de sus cosas, ubicándola en Shelbyville. Se trasladan enseguida y descubren que es Artie Ziff, quien después de explicarles sobre los arreglos que hizo para salir de prisión, ha replicado completamente su casa, asumiendo el estilo de vida de Homero (e incluso contratando actores que se hagan pasar por Moe, Barney y hasta Flanders). Artie explica como envidia la vida de Homero, señalando que éste no la valora, y para demostrarlo, lo reta a un concurso improvisado sobre conocimientos generales de su familia, prometiendo devolver sus cosas si es vencido u ganarse una cita con Patty (¿no habrà querido decir Selma?) si gana. .

   

Artie lo aniquila en todas las preguntas y Homero tiene que aceptar que no sabe nada de su familia. Lisa resuelve todo al proponer una pregunta cuya respuesta Artie no puede saber (¿Qué se siente ser parte fe la familia Simpson?). Homero recupera las cosas pero acepta hacerle el favor a Artie para que experimente lo que se siente ser un Simpson (dejándolo personificar a Bart). 

Contenido extra, curiosidades e irregularidades
Galería Chatarra
• Reaparición de Artie Ziff, mencionando el seguimiento al último episodio en que salió en la serie televisiva. También hace un cameo el coronel aficionado a los duelos de un episodio anterior. 
• En la pág. 3, en el tercer panel, Marge pronuncia el nombre de “Memín” (el cual no debería aparecer en un crucigrama de TV Guía, indicando como los de Vid intentan aprovechar para promocionar a su personaje estelar de su, irónicamente, único titulo original que se publicaba y sigue publicándose actualmente). 

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera
 • Alf, The Flyng Nun, Law and Order, Wonder Woman, Farrah Fawcett, Lost in Space, MASH, Gary Coleman, Los Picapiedra, Ciencia Loca, Ebuy, Cloris Leachman, Mario Bros., Saved by the Bell, Rich Uncle Pennybags, Bill Gates, Jimmy Carter, Rich Hall, Mick Jagger.

   

Simpson Comics #183 (Simpsons Comics #131): Jake, el pasante de Bongo que hace de mandadero nos introduce a la bodega de archivos para ofrecernos muestras de las versiones internacionales de Simpsons Comics. Comienza con El bromista juvenil demasiado loco: ¡Bartomu! una versión estilo manga japonés donde presentan un montón de clichés típicos en este tipo de historias (incluso vemos a Homero peleando consigue mismo de un panel al otro al señalar el modo de leer que tienen los japoneses).

   

La trama (o lo que sea) se centra en la improvisada pelea de Bartomu contra un demonio que emerge despeas de su reciente victoria en un juego de baseball, viéndose en problemas hasta que Lisayama aparece para echarle la mano. 
El siguiente experimento es Les Schtrouphsons, la versión belga, apegada a un extraño estilo de humor que hace mucha alusión a las relaciones de los belgas con franceses y alemanes. Henri (Homero) es un vendedor de waffles que tiene problemas en el trabajo ante la falta de ventas y constantes accidentes por deficiente mano de obra en los portales de cada casa.

   

Bartbart y Lislis se unen al perro parlante, y con la asistencia de Frinkulus y otros personajes, siguen a Henri y descubren que la fuente del problema son los parufos. Tras deshacerse de las criaturas, lograr que Jean Claude Van Damme compre todos los waffles y ponen al tanto de la situación al jefe de Henri, el Barón Von Burnswaffle, quien lo asciende en consecuencia y todos se reúnen para una cena que termina con Henri cayendo por el balcón. 
Para concluir, nos presentan la versión mexicana donde hay todavía más desvergonzados clichés y estereotipos (que los lectores mexicanos deberían considerar especialmente ofensivos ya que estàn burlandose exageradamente del caso de los mojados), contando un episodio en el que la familia consigue que el millonario texano les facilite una oportunidad de trabajo en los Estados Unidos (aunque Homero debe disfrazarse de mujer para que Otto le deje subirse).

   

Contenido extra, curiosidades e irregularidades
Galería Chatarra

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera
Superman, La Pequeña Lulu, Sorny, Umglaut Pigot, Remy Uberl¨Eau, Jean Claude Van Damme, Parufos, Jughead, Dilbert, Wolverine

 

Simpson Comics #184 (Simpsons Comics Presents Bart Simpson #21): 

Bart al bat: El equipo de baseball de Bart se queda sin entrenador y terminan encontrando un reemplazo adecuado en el Profesor Frink después de disuadirlo con psicología inversa. Frink diseña distintos dispositivos para mejorar su modo de juego y otorgarles la ventaja, obteniendo múltiples victorias rápidamente. Pronto les toca el equipo igualmente surtido tecnológicamente del Dr. Colossus, antiguo rival de Frink, y todo termina en un desastre cuando sus dispositivos se salen de control.

   

Frink y Colossus comprenden su error por meter tanta tecnología al juego y hacen las paces mas eso no cambia que el equipo de Colossus ganó, pasando al campeonato mundial donde les toca ser aplastados por el equipo japoneses en su poderosos modo-mecha

Las tres etapas de la enseñanza: Ante una objeción de Lisa sobre sus métodos de enseñanza (ponerlos a leer la Teleguía), Hoover la deja a cargo de la clase y Lisa intentan enseñar algo entre poesía y arte, hallándose con puras frustraciones entre los desatendidos y torpes alumnos que la llevan a experimentar por si misma las tres etapas (idealismo, cansancio y rendición). 

¡Esposados! El grupo de Bart realiza una excursión al Museo Histórico de Ciudad Capital y Skinner es advertido por el encargado que a la menor infracción, su escuela se irá a “la lista”. Bart y Nelson se comprometen a hacer algo que les amerite estar en esa lista sólo para molestar a Skinner, pero se la pasan repetidamente huyendo del encargado después de quedar esposados accidentalmente al meterse con los artículos del Viejo Oeste.

   

Terminan en un callejón sin salida en la exhibición de magia, liberándose con las llaves de Houdini y regresan al camión para tranquilidad de Skinner (ignorando que dejaron al encargado atrapado y esposado en el truco de las cajas movibles). 

Contenido extra, curiosidades e irregularidades
Galería Chatarra

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera
 • Albert Einstein, Fantastic Four, Charlie Hustle, Harry Houdini.

   

Simpson Comics #185 (Simpsons Comic #132): Burns sufre otro de sus episodios de proximidad con la muerte (eludiendo la trampa del Diablo que intentaba atraerlo hacia la luz) durante un día de campo de convivencia con los empleados. Smithers lo lleva de regreso a casa pero la cercanía del sistema de sonido instalado en el auto de Otto provoca que Burns se retuerza y se quiebre todos los huesos. Lo envían al hospital justo al ala que él mismo donó (y que sólo Burns puede ocupar) y se recupera al cabo de seis meses. Viendo como resiente su ancianidad, Smithers le sugiere descansar en una clínica mexicana para millonarios donde los clientes salen revitalizados y rejuvenecidos. Burns se inscribe, descubriendo que ha caído en una trampa ya que la operación es una artimaña para secuestrar y explotar multimillonarios (topándose con otros prisioneros como Artie Ziff y el texano), suplantándolos con actores que los imitan y se encargar de dilapidar sus fortunas.

   

Obligado a incorporarse a la rutina para fabricar productos como un exotico convertidor de agua en cerveza denominado Sancho Panza Chelera (que anuncian por televisión y Homero ordena apenas ve el anuncio) y a conformarse con noches continuas de chile con carne, Burns deposita su fe en Smithers pero éste no sospecha nada, regocijándose ante la jovialidad y vitalidad que irradia el impostor.

   

El falso Burns se la pasa repartiendo dinero más por capricho que nada e incluso pone a la venta todas sus posesiones a precios absurdos y considera cerrar la planta. Burns escribe un mensaje de auxilio, introduciéndolo dentro de uno de los convertidores, llegando a parar a manos de Homero, quien acepta la encomienda de rescatarlo. 

Contenido extra, curiosidades e irregularidades
Galería Chatarra

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera
• Slobodan Milosevich, Evel Knievel, Bill Gates, Steve Jobs, Tom Cruise, Nicole Kidman, National Geographic

 

Simpson Comics #186 (Simpson Comics #133): Inician con el resumen del episodio anterior (burlándose de Milhouse al señalar un incidente vergonzoso que protagonizara aunque admiten que no lo mostraron en el anterior). Marge objeta ante la iniciativa de Homero de ir a México a salvar a Burns pero Lisa le hace ver que sería muy peligroso acudir a las autoridades con tal información. El falso Burns continúa tirando el dinero, vendiendo el equipo de los isotopos a un millonario árabe que anuncia que hará cambios nada favorables (escapando apenas con vida del estadio). Smithers va empezando a sentir inquietud sobre la actitud de su jefe, empeorando al notificarle que en el futuro no requerirá más de sus servicios (privándolo de su mayor placer).

   

Homero se disfraza de mexicano y luego de cruzar (muy fácilmente, con la excusa más estúpida) la frontera se pone a indagar por Burns de manera nada sutil, atrayendo a las autoridades que lo tachan de loco y encierran en el manicomio, tocándole atestiguar el escape de Amadopolis (quien excavó un túnel desde su prisión usando una cuchara). Burns escapa a su vez, disfrazándose de piñata, tocándole ser agredido por unos niños y sufrir otro tipo de humillaciones por el poblado. Con las autoridades alertadas, la fachada es asaltada y el villano responsable, Hank Scorpio, se escabulle antes de ser aprendido. En Springfield, el falso Burns toma como rehén a Smithers cuando la policía lo rodea, y muere accidentalmente, aplastado por una carga de su dinero recolectado. Los millonarios son liberados y enviados de vuelta, con revelaciones sorprendentes sobre lo que hicieron sus dobles (como la de Martha Stewart que fue la que tuvo que cumplir con su condena en la cárcel y el de George Lucas que hizo lo peor que podría haber hecho).

   

Todo vuelve a la normalidad (aunque Sancho Panza Chelera termina en manos de Bart y sus amigos). 

Contenido extra, curiosidades e irregularidades
Galería Chatarra

 Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera
• Adolf Hitler, Youtube, Oprah Winfrey, Applebee’s, Ken Lay, George Lucas, Kim Jung-eun, Tupac Shakur, Cats, Martha Stewart, Star wars.

No hay comentarios:

Publicar un comentario