martes, 16 de abril de 2013

100 Simpsons Comics hacen 139 Simpson Comics

Simpson Comics: Parte Veinticuatro

La revista celebra el haber llegado al #100 con una edición especial de 104 páginas (pero esto no atañe al titulo de Vid, donde sólo lo reconoceremos como una edición más extensa de lo normal y ya, recordemos que ellos no se molestaban en marcar las ediciones originales a las que pertenecían los números y títulos manejados en esta revista A diferencia de la vez pasada que pretendía abarcar todos los primeros lanzamientos de Bongo, para esta celebración nos ofrecen una edición en la que se hace un recorrido por todo lo que ha sido el titulo de Simpsons Comics, con múltiples secuencias de material repetido, sirviendo a la necesidad de la trama zafada pero en cierto modo adecuada y memorable.
Simpson Comics #139 (Simpsons Comics #100): Bart y Lisa se sorprenden al encontrar un par de cómics protagonizados por su familia (viéndose caer por un precipicio en la ultima página del #100) y acuden a Homero para que le eche un vistazo al #1 (secuencia de 4 págs. de su transformación en gigante). Homero queda muy confundido pero no aclara nada por la amnesia que le produce el alcohol.
Marge irrumpe, amenazando con llevarse los cómics, y echa a Bart y a Lisa para que tomen aire. Se acercan a Rod y Todd, viendo que ellos también andan leyendo cómics (pasando la secuencia de 4 págs. del arca de Noé vista en el #87). Flanders los interrumpe y Bart y Lisa escapan antes de que los incorporen a su sesión de karaoke de himnos. Empeñados en descifrar el misterio, acuden al Tipo de los Cómics, y èste les relata como la editorial Bongo (conocida como “La casa a la que se le han agotado las ideas” al grado de publicar un titulo con las páginas en blanco para que los lectores lo dibujaran) hizo tratos con el Alcalde Diamante (con Matt Groening de intermediario) para permitir la publicación de cómics basados en las vivencias de los habitantes de Springfield, mostrándoles varias portadas de títulos derivados (puros de los que usaron en las historias secundarias del lado flip) para indicar que los Simpsons no tienen la exclusividad. Ante su insistencia y prisa por irse a preparar su stand en la convención de cómics, les deja algunas más para que revisan (repitiendo otras secuencias como la alianza imaginaria en 3 págs. de Bartman con el Hombre Radioactivo que tuvo lugar en el #32 y otra de 2 págs. con Lisa siendo censurada por el Sr. Largo que sucedió en el #5). Lindsay Naegle aparece en su camino y los rocía en los ojos con el perfume que anda promocionando, haciéndoles soltar los cómics que terminan arrastrados por el viento. Al contarle sobre su interés en los cómics, Lindsay les muestra algunos con anuncios publicitarios en que ella participó (como el comercial de los pastelillos de Krusty con los personajes del Hombre Radioactivo que vimos en el #68, un catalogo de premios defectuosos de Krusty que no había salido antes, los dardos de punta vinylite de Krusty que señalaron en el #17 y el demandado comercial de cerveza Duff esteralizado por Homero y Barney que aconteció en el #76). Antes de poder decir más, Lindsay debe huir de Eddie que es avisado por Krabappel sobre su indiscriminada rociada de ojos sobre todos los trasuntes. Bart y Lisa divisan otro cómic en la vitrina de la tienda de Herman y éste les muestra un fragmento (aunque la portada muestra la historia secundaria del #19, lo que contiene es una secuencia de 4 págs. nunca antes vista en que el Sargento Skinner hace crossover con los Peces del Infierno, enfrentándose en el pasado al Dr. Karl Marx que convierte a los dinosaurios al comunismo, provocando que se extingan al atender la sugerencia de Abe sobre seguir la ideología al pie de la letra antes de lanzarlos en su contra, demostrando así como ésta no funciona). Herman revela que era un dibujante para Bongo y le ponían tanto trabajo que por eso se desgastó el brazo hasta quedar reducido a un muñón. Ofrece enseñarselos pero los niños echan a correr y pasan al Kwik-E Mart para refrescarse con unos squishees, descubriendo más cómics en el revistero. Lise se ve a si misma en un campamento para chicos inteligentes (secuencia de 3 págs. de lo visto en la historia secundaria del #115) y Bart se divierta con la anécdota de Homero contra el papel tapiz (secuencia de 4 págs. que tuvo lugar en el #74). Apu se aproxima y les muestra otro cómic protagonizado por Lenny y Carl con superpoderes (Hombre Poder Nuclear y Pie de Hierro, parodiando a un popular dúo de Marvel, enfrentándose a Disco Infierno en una absurda secuencia de 4 págs. donde se da un giro que alude a la festividad navideña).
Krusty se presenta para tomar algo que cure su resaca tras una noche de juerga y aprovecha para mostrarles al par de curiosos toda la colección de portadas en que ha aparecido, con algunos fragmentos (la secuencia de 2 págs. su breve lapso como medico que sucedió en el #105, otra de 2 págs. con la visita guiada a su fabrica que recordamos del #57, y hasta una página con su intento de cambiar de look que recién viéramos en el #125). Al acordarse de la convención de cómics, Bart y Lisa dejan la tienda y se introducen, logrando que Milhouse los deje colarse en la fila. Mencionan lo de su búsqueda y Milhouse se pone a recordar su visita a la tienda del Tipo de los Cómics cuando buscaba una mascara para ocultar su cara de payaso por el maquillaje defectuoso de Krusty (descubriendo lo de los cómics sobre Bart, secuencia de 2 págs. que sucedió en el #110). El trío de nerds andan cerca, discutiendo sobre cual cómic es mejor, permitiendo que Bart y Lisa aprecien otros cómics (pasando la secuencia de 4 págs. de Bart como Hercules que vimos en el #99 y la parodia de un clásico literario en 3 págs. que sucediera en el #114). Frink interrumpe para mostrar una secuencia aun más interesante (3 págs. de La Colisión de Bongo cuando Bartman ve a los demás habitantes de Springfield transformados por la explosión nuclear). Bart y Lisa recorren la convención (pasando por el stand de Bongo donde el personal es ignorado por completo por los asistentes) y encuentran a Skinner (intentando conseguir adaptaciones en cómic de libros para abastecer económicamente a la biblioteca). Su madre aparece para incordiarlo como de costumbre pero consigue ignorarla para mostrarle algunas de esas adaptaciones (secuencia completa de la historia secundaria del #58 que adopta el extraño poema de Carroll, y 2 páginas de la de Julio Cesar que viéramos en el #107). Como su madre sigue molestándolo, Bart y Lisa lo dejan para irse con Sergio Aragonés, preguntándoles sobre los cómics de Simpsons y éste les elabora un dibujo de toda la convención en unos segundos para que divisen alguno (ya que Milhouse no tarda en indicar que escasean).
Reconocen a Smithers llevándose uno pero al acercarse, éste indica que sólo le interesaba otra copia del Stacy Malibu #1 (portada de historia secundaria del #90) y tiró el de Simpsons que venia incluido. Bart y Lisa rebuscan entre la basura mientras Smithers les platica de los dos que tiene donde aparece el Sr. Burns (abriendo la secuencia de una página de cuando se asociaba con Gary en el #52, otra de 3 págs. al convertirse patrocinador de la iglesia en el #97, y una más de 2 págs. cuando revela a Smithers su pasado como explorador que aconteciera en el #123). El Jefe Gorgori inquiere sobre lo que hacen y al contarle, se pone a recordar sobre su experiencia en el cómic (secuencia de 2 págs. sobre la captura del “Barto” que pasó en la historia secundaria del #5). Alcanzan a ver a Marge cargando con unos cómics y Gorgori les ayuda a perseguirla en la patrulla (donde venían Homero y Maggie, ya que el tonto intentaba enseñar a manejar a la bebe y ella demostró tener “ira de carretera” al ensuciar su pañal). Su persecución termina en las afueras de la ciudad y sólo Bart y Lisa logran continuar hasta dar con una cueva donde tienen almacenadas cantidades inmensas de cómics. Marge y las madres de Ralph, Skinner y Milhouse los sorprenden, revelando que entre las madres existe un acuerdo secreto en el que llegado un tiempo, fingen tirar los cómics de sus hijos como una excusa para guiarlos e irlos revendiendo poco a poco por cuestiones de economía (y abastecerse de ornamentos para la casa, alegando que ellos no podrían mantenerlos en perfectas condiciones). Marge tambien confiesa que ella misma compra todos los còmics de Simpsons que salen en la ciudad mientras ellos andan en la escuela (màs que nada, por la pena que le da la forma en que dibujan su trasero). Para que se queden callados, los sobornan con varios cómics clásicos y salen para reunirse con Maggie y Homero (al que no tienen que sobornar ya que se le olvida todo con la cerveza). La historia termina como empezó, con los cinco cayéndose por un barranco.
Contenido extra, curiosidades e irregularidades:
Correo Chatarra.
• La constante presencia de fragmentos de secuencias repetidas a lo largo de este especial (aparte de disimular lo poco que trabajan en este número, excusa para aludir a la nostalgia repitiendo material con esta selección) presenta diferencias en cuanto a la traducción. Al parecer, los de Vid no son tan flojos como los de Bongo pero al haber cambiado de traductores, los diálogos ya no salieron igual (careciendo un poco de sentido o concordancia en algunos puntos, resultando una traducción muy pobre en comparación con los números anteriores, indicando también como ni leyeron aquellos antes de entrarle a este).
• Aprovechan la participación especial del celebre Sergio Aragonés, presentan a doble página su plano del interior de la convención de cómics (además de plasmar su distinción de ser el dibujante más rápido al poder trazar todo eso en tan sólo cinco segundos).
• Presentación especial en la contraportada con las portadas de los 100 números de Simpsons Comics.

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera:
Becker, Jack Kirby, Fantastic Four, Matt Groening, Bill Gaines, Star Wars, X-men, Karl Marx, Adolf Hitler, Mae West, Richard Nixon, Power Man, Iron Fist, Village People, Linus, Courtney Love, Danny Bonaduce, Frasier, Steven Spielberg, Playdude, Star Trek, Kree/Skrull War, Spider-man, Bill Morrison, Lewis Corrall, William Shakespeare, Wolverine, Mad, John Kennedy, Fidel Castro, Mark Evanier, Bender, Robocop, Little Dot, Archie, Futurama Comics, Batman, Detective Comics, Action Comics.
Simpson Comics #140 (Simpsons Comics #101): Homero insiste en comer mientras conduce, llamando la atención del Jefe Gorgori y sus hombres tras babear sobre su patrulla. Al intentar aprenderlo, las esposas resbalan de sus muñecas y es llevado con Hibbert, quien diagnostica que la comida grasosa que Homero ha estado consumiendo por años le ha brindado una capa aceitosa natural sobre su cuerpo, permitiéndole realizar proezas de escapismo. Homero realiza un peligroso acto en la planta nuclear, atendiendo la sugerencia de Carl de aspirar a más, acudiendo con Krusty (que acababa de desalentar a Spider-man al no pagarle lo acordado, por lo que èste no se molesta en frustrar un ocasional robo de Snake en el estudio...y ya sabemos que surge de eso).
Indicando que el escapismo en si no es interesante, Krusty pone la variación de añadir peligrosos extra a sus actos (como librarse de unas cadenas con la copia de un raro cómic del Hombre Radioactivo en que se casa consigo mismo antes de ser arrasado por una turba de geeks). No obstante, sus actos terminan por tornarse aburrido y Krusty lo despide. Necio en conservar la fama, Homero se dispone a quedarse todo un año en el sofá para romper un record, consiguiendo que Kent Brockman (dejando al Abuelo sustituirlo, escandalizando a la ciudad al señalar a los niños como una amenaza) y sus camarógrafos se muden a la casa para transmitir todo el proceso.
Harta de la situación, Marge hace una parrillada y contrata a promotores comprometidos de la carne, logrando que Homero abandone el sofá. Lisa, que buscaba conseguir un logro para si en horticultura, consultando con algunos celebres habitantes de Springfield, sin éxito, se da por vencida cuando divisa los hongos que crecieron en la espalda de Homero. Frink confirma que es un nuevo tipo de hongo (producto de los restos de comida en el sofá) y Luigi ofrece venderlo como ingrediente de su nueva pizza. Así, Lisa obtiene lo que quiere pero no antes de que Bart lo registre con un nombre poco favorecedor (“Hongo Lisahueleatraserodemono”).

Contenido extra, curiosidades e irregularidades:
Correo Chatarra.
• Mencionan el incidente de la caída de Homero en la patineta por el barranco que tuvo lugar en un inolvidable episodio clásico.

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera:
• Salvador Dali, Spider-man, Ant-man, Ebuy, Kaiser Wilheim.
Simpson Comics #141 (Simpsons Comics #102): Un accidente provocado por Homero deja indispuesto a Smithers para acompañar a Burns a su búsqueda anual del tesoro, eligiéndolo a él como suplente. Marge, anticipándose a la situación, le endilga a los niños en lo que ella aprovecha para pasársela en Rancho Relazzo. Poniéndoles ropa para distinguirlos con facilidad (y comprándole los derechos a Herbert para que los niños se dirijan a él como “tío), Burns lleva a sus compañeros con Frink y su asistente robot, probando los cachivaches tecnológicos que necesitarán para su expedición. Se embarcan y no tardan en ser victimas del ataque de un calamar gigante, librándose de él tras seguir la sugerencia de Lisa de dibujarse a si mismos en sus tentáculos (logrando que éste se coma a si mismo y desaparezca por completo, sin dejar de comentar como desafía a las leyes de la física). Siguen su búsqueda al subir a un volcán donde un campo magnético mantiene flotando la llave dorada que necesitan. Usando el centavo de la suerte de Burns, Bart logra obtenerla pero provoca una erupción inminente. Torpemente, Homero intenta decirles a los niños cuantos los quiere (comparándolo con su amor por la televisión) cuando a Bart se le ocurre usar la llave como tabla de surf, regresando al barco justo a tiempo.
Para la ultima parada, se sumergen en el océano pero su mapa es robado por Snake y sus primos, los “Chicos del Reclusorio”, enterados de la expedición gracias al blog de Lisa. Habiéndoles cortado las mangueras de aire, quedan en desventaja pero Maggie revela tener la habilidad de comunicarse con las estrellas marinas (ya que chupan tanto como ella) y las dirige en contra del trío de pillos, logrando que les devuelvan el mapa. Finalmente, dan con su objetivo, la legendaria “bóveda de los billones de berks”, y Burns activa el magneto del barco para apoderarse del tesoro, espetándoles que ellos no recibirán nada y los dejará a su suerte. Utilizando escupideras de oro como cascos, Homero y los niños consiguen que el magneto los lleve de regreso al barco también, obligando a Burns a prometer pagarles con su propio peso en oro. Ya de regreso, Burns se libra de ese juramento al haberles ofrecido un almuerzo preparado por Frink (consistiendo en su mayor de helio), por lo que no tiene que darles nada.
Sin más, se echa un clavado en su bóveda de oro, rompiéndose todos los huesos del cuerpo, acompañando a Smithers en el hospital para una larga recuperación.

Contenido extra, curiosidades e irregularidades:
Correo Chatarra.

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera:
• La trama entera de este episodio es una parodia muy evidente de la clásica serie Duck Tales.
Pac Man, Rory Calhoun, los Monkeys.
Simpson Comics #142 (Simpson Comics Presents Bart Simpson #11):

Desde Luchtenslava con amor: Haciendo lo opuesto a lo que pretendía aconsejar Skinner a los estudiantes durante uno de sus sermones sobre los riesgos de los pedidos por correo, Bart trata de ordenar un submarino ruso decomisado. Por accidente, termina haciendo el pedido de una esposa nativa de Luchtenslava, y la familia tiene que recibir a Agna, una joven ansiosa por vivir en Estados Unidos. Tras tenerla como sirvienta un rato, intentan hablar con ella para hacerle entender la realidad de su situación que hace imposible el poder desposarse con un niño. Bart y Lisa colaboran para ayudarla a conseguir esposo, reuniendo a todos los solteros (muy desesperados) de la ciudad.
Agna queda tan horrorizada ante la impresión que transmite cada uno de ellos que decide regresar a Lichtenslava y casarse con una cabra.

Enredo de tango: Homero intenta sorprender a Marge al pintar pasos de tango en el suelo pero Bart hace de las suyas, extendiéndolos para hacerlos danzar sobre la mesa y hasta en el sofá.

Bartzilla: Marge se queja de que Bart ve mucha televisión y en su frustración, éste se imagina a si mismo transformado en Bartzilla, desatando el caos por Springfield. Lisa se convierte a su vez en “Robo-Hermana”, presentándole un reto y su combate trae más destrucción por la ciudad. Marge los interrumpe, haciendo ver que han dejado la sala echa un asco al dejarse llevar por su imaginación, y Bart termina castigado
.
Pago inflado: Bart se vuelve aficionado al arte de hacer figuras con globos y acaba llenando la casa con sus esculturas. Al final, la casa termina hecha de puros globos y concluye la faena reventándola con un alfiler, dejando a todos con el plástico pegado en la cara.

Contenido extra, curiosidades e irregularidades:
Correo Chatarra (la calidad de los dibujos empiezan a decaer significativamente, basta con ver la mayoría de los presentados en este número, puros monigotes enfermos que mandan niños de primaria).
The Bongo Beat; esta sección regresa con un articulo informativo (reproducción del original, Iceman y El Barto han dejado el edificio) sobre las portadas que la revista Rolling Stone ha hecho en base a Los Simpsons, además de promocionar el Songbook y presentar una lista de todas las bandas y músicos que han aparecido a lo largo de la serie, notificando que tras celebrar su decimo aniversario será renovada por dos temporadas más.

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera:
Donna Reed, Nick at Nite, Fox, Godzilla, Ultraman.
Simpson Comics #143 (Simpsons Comics #103): Kent Brockman despide a la chica del clima e intenta sustituirla el mismo, metiendo la pata al dar pronósticos basados en una canción de Weather Girls (diciendo que lloverán hombres, lo que sólo Selma, Krabappel y John se toman en serio, cayéndoles apenas Moleman tras echar a volar gracias al ridículo paraguas comprado por Marge que Bart le pasó). Durante un patético evento deportivo sin competencias (velando por la autoestima de los estudiantes) en la Primaria Springfield, Marge corrige a Brockman sobre el pronostico del tiempo, demostrando tener mejores dotes, ganándose que la incorporen al estudio. Marge obtiene popularidad e incorpora en sus pronósticos una serie de recomendaciones. Sin embargo, empieza a perturbar a Kent al criticar su tendencia a dar “noticias de terror” para escandalizar a la audiencia sobre hechos actuales que son meros rumores y especulaciones sin sentido. Ascendida a compañera de Brockman, Marge aprovecha para desmentir dichas noticias. Bart y Milhouse son incorporados para suplirla en los pronósticos del clima (posición que Bart utiliza para jugarle travesuras a Skinner y a Krabappel, enviando al director a un picnic en la lluvia con su madre y Chalmers mientras que a la maestra la reporta con 100 años de edad para que la jubilen y recluyan en el asilo de ancianos inmediatamente). Los representantes de productos de comida rápida (Krusty, Garth Motherloving y Pequeña Dolly) se reúnen para considerar que al mantener Marge al público tan complacido y confiado, estos no recurren a sus servicios como deberían, perdiendo grandes ganancias, por lo que conspiran para destruir a Marge. Empleando el eslogan ideado por padre de Milhouse, dispersan una ola publicitaria para presentar a Marge como una figura temible en todos los aspectos, logrando su despido y desprestigio.
Bart y Lisa reconocen el método y consiguen que Kirk los guie ante los tres, amenazándolos con cancelar todo a cambio de no presentar su propia publicidad que los llevarà a la ruina total (una perturbadora foto de Homero tras haber devorado sus productos).
Krusty y sus aliados acceden pero aun así, Marge elige renunciar para permanecer más tiempo con su familia. Como recuerdo, conserva un paraguas con su imagen que le ofrece a Bart (saliéndole peor que el anterior, ya que la efigie de Marge le impide portarse mal cada vez que lo abre durante los días de lluvia).

Contenido extra, curiosidades e irregularidades:
Correo Chatarra. Ahora presentan un nuevo formato para esta sección (que apenas logra hacer más vistosas las patéticas obras que envían los ingenuos lectores).
• Cameos de personajes fugaces en la serie televisiva como Chester J. Lampwick y Wolfguy Jack, además de la participación de Garth Mother Loving.

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera:
Weather Girls, We are the champions, George Lucas, Star Wars, Fidel Castro, Captain Marvel, Gomer Pyle, Joss Whedon.
Simpson Comics #144 (Simpsons Comics #104): Duffman se presenta para una conferencia en el salón de Lisa, y ella lo instiga a seguir su sueño de ser pastor, renunciando a su trabajo de promocionar Cerveza Duff. El jefe de la empresa y Lindsay Naegle buscan un reemplazo, encontrándolo en la forma de Homero cuando visitan el hogar de Moe, tras oír las recomendaciones de sus amigos. Como el nuevo Duffman, Homero invita a la familia a vivir al extremo con él (desayunando durante una vuelta en la montaña rusa). Prosigue convirtiendo la planta nuclear en un antro de música anticuada, volviéndose muy popular. Enojón, ambicionando su puesto, realiza diversos intentos para perjudicar su imagen pero lo único que consigue es favorecerla, poniéndolo a un nivel de samaritano (siendo su mayor apunte el convencer a Barney de mandar a reciclar sus latas de cerveza, obteniendo suficiente dinero que regala al hospital, anunciando el Dr. Nick que con éste han curado casi todas las enfermedades conocidas).
Ned, preocupado a su vez por perder su lugar ante Homero, dona su cargamento de bicicletas para zurdos al orfanato de Springfield, provocando múltiples accidentes entre los mocosos que no pueden maniobrarlas al no ser zurdos (siendo catalogado por la encargada como un monstruo). Lisa intenta hacer lucir su ignorada subtrama en la que entrenaba abejas pero Marge no se lo permite. Para motivar más el desempeño de Homero, les endilgan como “compañeras de fiesta” a la Princesa Kachmir y Titania (más personajes ocasionales que no dejan de incorporarse al cómic), sirviendo de gran ayuda en la casa y en la planta nuclear (teniendo ambas licenciaturas de física nuclear).
Enojón pasa al bar de Moe para quejarse de su mala suerte y las palabras del cantinero lo motivan a continuar, pero al salir es victima de un accidente que incluye el ser chocado por los huérfanos en las bicicletas fuera de control, ser picado por las furiosas abejas de Lisa y sufrir la embestida de las ovejas ebrias del antiguo Duffman. Sobrevive gracias a su disfraz y Homero lo visita para notificar que ha abandonado el trabajo de Duffman (ya que entre tanta fiesta, no pasaba tiempo con la familia ni bebía suficiente cerveza). Enojón cree haberse ganado el puesto al fin pero el antiguo Duffman anuncia que ha regresado (dejando a Kashmir y a Titania a cargo de sus ovejas) y su mismo puesto como Enojón se lo dieron a Moe (siendo un malhumorado pendenciero más convincente).

¡Creerlo o no! En la página sobrante, Lisa intenta explicar las propiedades de las abejas, comprándolas con el Hombre Abejorro, pero Homero y Marge aparecen para detenerla, recomendado a los lectores que sólo arranquen la página.

Contenido extra, curiosidades e irregularidades:
Correo Chatarra.

Referencias sobre celebridades, cómics, películas, etcétera:
Spider-man, Al Gore, Boy George, ABBA, Spud Mackenzie, Madre Teresa, Los Duques de Hazzard, Mark Trail.

No hay comentarios:

Publicar un comentario