martes, 3 de julio de 2018

Wolverine (Parte 4): ¡Contra Sabretooth y contra la muerte!

Marvel Televisa (Primera Oleada)

Llegamos a otro punto de la revista donde se construyen argumentos medianamente relevantes para profundizar y completar la historia de Wolverine, más allá de lo que ya sabíamos o se había visto. Sembrando las semillas al exponer que su relación con Sabretooth es más complicada de lo que imaginábamos, introduciendo a un misterioso nuevo villano (responsable de tantas cosas), el arco Evolución (No. 32-37) es un excelente punto de partida. Jeph Loed (historia) y Simone Bianchi (arte) ofrecen una historia memorable en la que lo más relevante (para empezar) fue la muerte de un villano de trayectoria tan larga como había sido Sabretooth (eventualmente lo traerían de vuelta con una excusa argumental ridícula, pero aquí vaya que se sintió un cierre autentico y perfecto para ponerle punto final a su carrera).

El No. 38, El hombre en el pozo, sirve como secuela de estos eventos en una historia autoconclusiva (aunque intrascendente, cuyo fin nunca se entendió del todo), escrita por Jason Aron y dibujada por Howard Chaykin.

La muerte de Wolverine (No. 39-43) es un engañoso título para una epopeya cuyo argumento resulta irrelevante aun cuando diera la impresión de lo contrario (o por lo menos no vemos que le den continuidad alguna en el resto de esta revista y siguientes series de Wolverine publicadas por Televisa). Marc Guggenheim regresa para escribir la historia y Chaykin sigue siendo el encargado del dibujo, pero siendo honestos, lo único realmente destacable de este arco son las impresionantes portadas de Arthur Suydam (a quien recordamos por las espeluznantes portadas de Marvel Zombies). Lo demás fue una conveniente estrategia para vincular esta trama con las anteriores, pero sin alcanzar la potencia de las mismas (es decir, se sacaron muchas cosas de la manga).

Para el No. 44, tenemos otro one-shot de What If, La araña que se internó en el frío, publicado originalmente en 2008, escrito por Paul Tobin, con arte de Clayton Henry. Aquí se retoma un one-shot de 1987, Spider-Man Versus Wolverine, dándole una dirección distinta. No se entiende en absoluto lo que Televisa pretendía por haber publicado esto (la trama original no era así como la gran cosa, aunque el comic en sí sea ocasionalmente recordado). Años más adelante, cuando este “Spider-Man asesino” es incorporado a los arácnidos participantes del evento Spider-Verse, sería cuando agradeceríamos que publicaran esto para comprender un poco mejor su actitud y a su respectivo elenco.

Todavía más incomprensible es la razón de Televisa detrás de su elección para presentar Wolverine: Firebreak en el No. 45. Se trata de un one-shot publicado en 2008, escrito por Mike Carey con arte de Scott Kolins, ofreciendo un incidente sin relevancia, aunque típico en aventuras de Wolverine. La edición original incluía una historia extra elaborada por otros creativos, siendo dejada fuera por Televisa (como hacen de vez en cuando para ahorrarse páginas).


Wolverine #32 (Wolverine #50)

Wolverine ha tenido sueños últimamente con un clan de criaturas denominados “lupinos”, siendo dos entre ellos seleccionados para luchar a muerte ante su líder. En la realidad, toma la iniciativa de ponerle fin de una vez por todas a su enemistad con Sabretooth, visitando el Instituto Xavier para dar pie a una violenta contienda. Mientras se entrega al sangriento combate, Wolverine recuerda el asesinato de Silver Fox a manos de Sabretooth, proporcionándole una pista en la forma de una frase en latín que su némesis pronunciara.


Wolverine #33 (Wolverine #51)

Logan tiene una visión que indica que las contiendas entre los lunpinos continuaron durante la época de los neandertales. Regresa al presente donde Sabretooth lo ha amarrado al Blackbird, llevándolo a un destino desconocido. Se libera y reanudan la batalla. Wolverine recuerda cuando Sabretooth estuvo a punto de matar a Psylocke, pero antes de que pueda hacer algo más, Storm interrumpe la pelea, amenazando a ambos. 


Wolverine #34 (Wolverine #52)

Las visiones de los lupinos siguen atormentando a Wolverine, cambiando el escenario a una antigua batalla que derivó en una masacre para complacer de nueva cuenta a su líder misterioso. Wolverine se encuentra en Wakanda, pero antes de que Storm y Black Panther puedan explicarle algo, Sabretooth se libera y vuelve a matar. La persecución conduce a ambos contendientes a una zona en la que se descubrieron antiguos restos que incluyen a los de rasgos lupinos. Wolverine recuerda la primera vez que combatiera a Sabretooth al ser contratado por un individuo misterioso cuya identidad nunca averiguó. Al contemplar los restos de los lupinos muertos, Logan confirma que sus visiones son reales y tienen un profundo significado con su situación presente.


Wolverine #35 (Wolverine #53)

Otra visión de los lupinos se muestra en un coliseo romano. En el presente, T¨Challa comparte con Wolverine una teoría sobre una rama lupina derivada a la par que los homo sapiens. Wolverine visita al cautivo Sabretooth (con mayores precauciones) para preguntarle sobre la frase en latín y la identidad de “Romulus” tras recordar ese nombre al que va asociando con sus visiones, pero no obtiene nada. En la noche, Sabretooth es liberado y al intentar impedir su escape, Wolverine confronta al responsable que resulta ser Wild Child. Pierde la conciencia y recuerda el resto de su primera pelea con Sabretooth, justo en el momento en que alguien más los interrumpió (Romulus). Logan despierta, siendo enterado por Storm y T¨Challa que estuvo convaleciente durante dos días. Para buscar respuestas en Weapon X, mutantes con características lupinas en común, Sasquatch, Wolfsbane, Feral y Thornn, se unen a Wolverine.


Wolverine #36 (Wolverine #54)

Durante el trayecto, Wolverine recuerda un encuentro previo con Wild Child durante la Segunda Guerra Mundial, cuando peleaba lado a lado con Cap, repitiendo nuevamente las palabras en latín vinculadas con Romulus. Wolverine decide entrar solo a la base de Weapon X pero Feral insiste en acompañarlo, descubriendo a Sabretooth en un tanque. Esto permite a Wolverine recordar su propio cautiverio en uno de ellos, vislumbrando a Romulus detrás del Profesor, con Sabretooth a su servicio. Su enemigo se libera, dominado por una furia bestial, y tras forcejear un poco, se escabulle al exterior. Wolverine sale, topándose con un  Sasquatch mortalmente herido (por Wild Child), mientras que Feral ha caído ante Sabretooth, quien procede a devorar sus entrañas.


Wolverine #37 (Wolverine #55)

Wolverine deja huir a Sabretooth para atender a sus compañeros, cargando con el cuerpo de Feral. Quema el lugar para enviar un mensaje a Wild Child y a Romulus, retornando con los X para pedirle de vuelta a Cyclops el Sable Muramasa que le confiara. Decidido a no permitir que Sabretooth vuelva a matar nunca más, Wolverine sigue su rastro y lo enfrenta por última vez, demostrando que la espada es efectiva en amputarle un brazo sin que pueda regenerarse. Considerando que al quedar inmerso en la furia salvaje está perdiendo la capacidad de raciocinio, Logan considera que le hace un favor al sacarlo de su miseria, decapitándolo en el acto. Wild Child se presenta, advirtiéndole sobre los planes futuros de Romulus en los que él será vital. Al dudar de su existencia, Romulus se presenta a sus espaldas, desapareciendo casi enseguida junto con Wild Child. Wolverine alza la espada, jurando que estará listo para enfrentarlo la próxima vez.

  • En este número se comenta sobre el caso de Silver Fox, indicando que pudo no haber sido asesinada por Sabretooth al referir (muy vagamente) un encuentro pasado que Logan tuvo con ella (en el que, de hecho, revelaron que su relación fue un recuerdo implantado). Con ganas de meterse con los lectores amantes de la continuidad a los que no se les pasan estas incoherencias, Logan alega que no importa porque la impresión y el dolor que sintió fueron “reales” para él.

Wolverine #38 (Wolverine #56)

Wolverine es capturado y colocado dentro de un pazo en donde lo mantienen cautivo durante varias semanas, recibiendo una lluvia diaria de balas para que no pueda moverse. Eligiendo a uno de los encargados de dispararle, lo suficientemente vulnerable como para meterse con su mente y manipularlo, Logan logra escapar, jurando desquitarse eventualmente con el responsable (un epilogo nos revela que Wild Child y Romulus estuvieron detrás de esto).


Wolverine #39 (Wolverine #57)

Logan recuerda los días en que combatía en la Primera Guerra Mundial, improvisando las garras desde entonces. En el presente, mientras se enfrenta con Amir al grupo terrorista de los Cimitarras, se enteran de un atentado contra Tony Stark. Arriban al Helicarrier para prevenirlo y terminan lidiando con Shogun, el asesino más fuerte de los Cimitarras. Al asesinar éste a Amir, Wolverine deja que la rabia lo domine, descuidándose al facilitar que su enemigo detone una bomba dentro de su cuerpo. Horas más tarde, Stark es informado de su estado, extrañándose por el hecho de que, aunque su cuerpo se ha restablecido, Wolverine sufre de muerte cerebral.


Wolverine #40 (Wolverine #58)

Doctor Strange se presenta en el Helicarrier para revisar el cuerpo de Wolverine, solicitando a Tony que le permita llevárselo al identificarlo como un caso de “curaetar”. De vuelta en su mansión, Strange procede a contactar con la consciencia de Wolverine, retenida en el purgatorio, obligándole a enfrentar lo que le pasó. Al referir a Lazaer, se termina de recordar ese primer combate en el que Logan lo venció durante la Primera Guerra Mundial. Strange revela que no era ni más ni menos que Azrael, el Aángel de la Muerte.


Wolverine #41 (Wolverine #59)

El recuerdo de Wolverine de su primer encuentro con el ángel continúa, indicando que una sensación de vacío se apoderó de éste por haberlo vencido, siendo apenas el principio de la maldición que se echó encima. En el presente, inicia el proceso para liberar el alma de Logan, confrontando a diversas versiones de sí mismo en distintas etapas de su vida. Al recordar su muerte previa a manos de Gorgon y el momento de su resurrección, Logan distingue a una mujer de Hand que fue responsable de este hecho, acompañada de Shogun. A raíz de esto, le queda claro que sus subsecuentes enfrentamientos con Lazaer fueron cada vez más difíciles, hasta que emplearon la “estrategia” de matar a Amir frente a él para dejarlo suficientemente vulnerable. Wolverine recupera la consciencia en la mansión de Strange, sabiendo lo que debe hacer ahora y a quién.


Wolverine #42 (Wolverine #60)

Wolverine visita una de las fachadas de Hand para descubrir el paradero de Fedra, la mujer que lo resucitó, descubriendo que ella y Shogun son desertores. Tras verificar la información con un antiguo contacto, se introduce en la propiedad de sus enemigos. Dispone de Shogun y sorprende a Fedra en su dormitorio, exigiendo una explicación. Ella responde que lo hizo por venganza y al observar a su alrededor, Wolverine comprende la razón. El padre de su antigua prometida, Mariko, Lord Shingen Harada (a quién él mismo asesinó hace años), hace su entrada triunfal.


Wolverine #43 (Wolverine #61)

Mientras Wolverine libra un intenso combate con Shingen, sigue reviviendo el significado de sus constantes enfrentamientos con Lazaer, mejorando cada vez más su factor de curación hasta que su voluntad se debilitó con la muerte de Amir como la gota que derramó el vaso. Acaba con Shingen de nueva cuenta (aparentemente) y Lazaer aparece al lado de Fedra, aclarándole que lo que realmente lo debilitó no fue lo que él supuso, sino que la mujer le quitó una parte de su alma, depositándola en el envase vacío que es Shogun. Al comprender esto, Logan le arrebata su espada al ángel, usándola para partir a Shogun en pedazos, haciéndole la propuesta de matar a Fedra por él (deduciendo que, desde que Lazaer explicó que parte de sus motivos para traerla contra él era el hecho de haber matado a más gente de la permitida, lo que hace Fedra al revivir muertos significa una ofensa mucho mayor, excepto que a ella no la puede tocar). Lazaer acepta dejar que se restablezca y Logan cumple su palabra, rechazando la oferta de Fedra de traer de vuelta a Mariko (sabiendo que eso no es lo que ella querría). Con su espíritu completo, pero con la advertencia de su factor de curación ya no será tan “efectivo” como antes, Wolverine se siente pleno, entregándose a una encarnizada lucha contra los Cimitarras que intentan impedir su escape.


Wolverine #44 (What If? Spider-Man Vs. Wolverine #1)

Wolverine y Spider-Man coinciden en Rusia para enfrentar a una agente renegada de la KGB, consiguiendo que el arácnido la matara, muy a su pesar. Nebo, maestro de ella y de su hermana, Alex, es interrogado por Nick Fury y Black Widow sobre el porqué Spidey no regresó a Nueva York al finalizar la operación. La razón fue que Alex fue secuestrada por sus enemigos y ambos tuvieron que ir a rescatarla, enfrentando a los renegados Crimson Dynamo y Bora. Al quedarse un tiempo, Spidey se enamoró de Alex y permitió que Nebo lo entrenara, refinando sus habilidades y superando poco a poco sus inhibiciones en cuanto a matar. Sus acciones terminan por precipitar los indicios de una nueva Guerra Fría, mas ellos mismos la resuelven, intercambiando a Nebo por Alex (iniciativa de Spidey que Nebo celebra). De esta manera, los tres permanecen para trabajar como agentes independientes. Spidey entrega a Widow y a Fury una carta de despedida para MJ.


Wolverine #45 (Wolverine: Firebreak)

Wolverine intenta frenar una operación de Hydra en la que la activación de un dispositivo incendiario desata un inmenso incendio forestal, poniendo en riesgo a una familia que estaba de vacaciones. Mientras lidia con sus enemigos, Wolverine funge como protector de los miembros de esa familia, guiándolos por una ruta segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario