sábado, 9 de junio de 2018

The Spectacular Spider-Man (Parte 1): ¡Venom y Octopus!

Marvel Televisa (Primera Oleada)

The Spectacular Spider-Man (El Espectacular Hombre Araña)

Cómic de 24 páginas, periodicidad mensual, a 15 pesos (subiendo a 18 a partir del No. 18) Duración: 27 ediciones

La segunda serie de Marvel Televisa, publicada puntualmente del 2005 al 2007, completó su ciclo original en E. U. de 27 ediciones justas. Simplemente, no podían dejar de traernos algo de Spider-Man. Sin embargo, rompen el molde tradicional de alternar los distintos títulos del arácnido en una sola revista (aunque en cierto modo retomarían algo de eso en Amazing Spider-Man, pero aquí es puro Spectacular Spider-Man).

Esta serie fue lanzada originalmente en 2003, reemplazando a Peter Parker: Spider-Man, retomando el apelativo de la que fuera la segunda serie oficial del arácnido en E. U. (siendo también el “Vol. 2” de la misma). Representó el regreso de Spidey a recibir nuevas series después de un tiempo de limitarse a menos de las que solía tener antes (y luego fue limitado de nuevo).

El inicio fue, ciertamente, interesante y emocionante, presagiando buenas cosas para el futuro. Inicia a lo grande, con dos arcos que les dan nuevos enfoques a dos de los, ya de por sí, más letales enemigos de Spider-Man. La combinación del escritor Paul Jenkins (quien precisamente se ocupaba de escribir el anterior Peter Parker: Spider-Man) con el dibujante Humberto Ramos (antes solo le encargaban las portadas) fue lo suficientemente llamativa para conferir un estilo peculiar que en estos inicios fue vital para mantener las expectativas del título (personalmente, nunca me ha gustado el arte de Ramos pero admito que logró darle un aspecto visual curioso a Spidey y a su elenco, con el tiempo uno se puede acostumbrar).

Abriendo con El Ansía (No. 1-5), se revela un secreto de Venom que presuntamente cambiaría todo lo que conocíamos sobre este personaje (spoiler: no lo hizo, únicamente el seguimiento del dato de que Eddie Brock tenía cáncer), reafirmando su profundo odio hacia el arácnido (eso no es nada nuevo). Y de aquí continúan con Cuenta Regresiva (No. 6-10), dándole un nuevo look y actitud al viejo Doctor Octopus (pero no se mantendría ni duraría antes de que a los creativos les diera por someter al villano a nuevas y más complejas transformaciones mucho más adelante), comprometiendo en gran manera a Spidey con una brillante jugada maquiavélica.

Publican la sección de Pulso Marvel con impresiones de los lectores que a veces incluyen contestaciones directas a sus inquietudes. Es irónico como en una de esas les agradecían haber puesto fin al monopolio de Editorial Vid, tomando en cuenta que Televisa acabaría forjando un monopolio mayor.

En otra carta, se les señala directamente un error en el primer número de Ultimate Fantastic Four (esta sección responde cartas en general y se reparte entre los distintos títulos, ¿no podían abrir una específica para cada revista?), indicando que omitieron dos páginas. La respuesta de Televisa es que fue un error extraordinario que no volvería a ocurrir (y por supuesto que ha seguido sucediendo y en múltiples y más alarmantes formas).

Ocasionalmente, también presentaban Artistas del mes, la sección en que los lectores presumen sus dibujos (en serio que nunca le he visto el chiste a esto).


The Spectacular Spider-Man No. 1

Peter se ajusta a la vida en su nuevo vecindario mientras la policía investiga una serie de ataques que se atribuyen al simbiote de Venom, siguiendo un patrón en común. Peter acompaña a Tía May y a Liz Osborn a visitar a Flash Thompson en el hospital, recuperándose del daño ocasionado por Green Goblin pero atrapado en un estado vegetativo. Más tarde, como Spider-Man, tiene un sorpresivo encuentro con el simbiote, declarando que ya no está con Eddie.


The Spectacular Spider-Man No. 2

Spidey logra rechazar al simbiote que escapa aferrándose a un tren en movimiento. Más tarde, el simbiote se reúne con un deprimido Eddie Brock para controlarlo. Al prepararse para dejar salir a Flash del hospital, Tía May propone a Liz llevarlo con Peter. Spidey aborda a Neil Garret, el detective a cargo de la investigación, averiguando que el simbiote anda extrayendo adrenalina en sus víctimas que tienen en común el haber padecido distintos tipos de cáncer, por lo que concluye que busca un nuevo cuerpo huésped.


The Spectacular Spider-Man No. 3

Spidey convence a Garret de divulgar en las noticias la autoría de Brock en estos ataques, con el fin de ejercer presión sobre Venom. Más adelante, Peter recibe a Flash en su casa, con todo y una malhumorada enfermera, con el fin de cuidarlo en lo que espera recuperarse del daño cerebral. Convive con él hasta que llega la hora de cambiarse a Spidey y enfrentarse a Venom. El simbiote se separa de Eddie, dejando en claro que es al arácnido a quien siempre ha deseado.


The Spectacular Spider-Man No. 4

El simbiote intenta unirse a Spider-Man a la fuerza pero éste se asegura de traer a los Fantastic Four como respaldo para que le ayuden a contenerlo, arriesgándose al exponerse a una poderoso descarga eléctrica para ponerlo fuera de combate. En el cuartel de los FF, Reed Richards comienza a analizar el simbiote, descifrando que el sentido arácnido de Spidey produce descargas naturales de adrenalina de las que se puede alimentar, razón principal por la que lo considera el huésped perfecto. El simbiote pone resistencia cuando intentan separarlo y escapa rompiendo la pared. Spidey toma un traje de repuesto y recibe el pitazo para dar con el escondite de Eddie, quien le revela que tiene cáncer.


The Spectacular Spider-Man No. 5

Eddie hace ver que su cáncer terminal representa la verdadera razón por la que el simbiote se sintió atraído por él, y el porqué de su odio que los obliga a ambos a vivir bajo una tremenda carga de dolor por la que han culpado todo este tiempo al arácnido. Al estar Eddie en las últimas, se resigna a morir pero Spidey carga con él y busca al simbiote, esperando salvarlo al reunirlos de nuevo. El simbiote aparece mas no quiere a Eddie de nuevo, advirtiendo que está embarazado y necesito un huésped fuerte por el bien de su descendencia. Por supuesto, Spidey se resiste y lo engaña para unirse con Eddie de nuevo, justo cuando éste estaba a punto de morir. Venom se reforma, una vez más (y supuestamente para siempre), culpándolo de regresarlo a ese infierno en vida, retirándose no sin antes jurar venganza. Spidey se queda solo, reflexionando sobre si hizo lo correcto en esta ocasión.


The Spectacular Spider-Man No. 6

MJ visita a Peter mientras éste sigue conviviendo con sus vecinos, cuidando de Flash a la vez. En la noche, como Spidey, es sorprendido por Doctor Octopus, quien le exige desfilar por Times Square sin máscara. Por supuesto, el arácnido se niega y la pelea no se hace esperar. Al final, opta por huir por el río, tomando en serio la amenaza de Octopus de que se desenmascarará eventualmente a la mala.


The Spectacular Spider-Man No. 7

MJ ayuda a Peter a recuperarse pero su preocupación por la amenaza del villano continua. Octopus acondiciona una nueva guarida y al día siguiente, utiliza una estación de radio para alertar sobre un atraco que ha orquestado, logrando atraer a Spider-Man. Todo esto es una distracción con un señuelo conveniente mientras el verdadero se ha encargado de secuestrar al embajador palestino, Hayyan Zarour (cuya presencia es vital para resolver un conflicto del Medio Oriente mediante una negociación de paz).


The Spectacular Spider-Man No. 8

Habiendo logrado llamar la atención de los medios, Octopus establece sus demandas, poniendo un plazo para el que Spider-man se quitará la máscara ante el público a cambio de liberar al embajador Zarour. La situación desata un gran escándalo y Peter se ve ante un gran dilema con el que ni Tía May puede ayudarle. Como Spidey, acude con el Detective Garret, siendo rodeados por agentes del Mossad que advierten sobre su intención de rescatar a Zarour ya que desean evitar un conflicto entre países y solicitan la cooperación del arácnido. Peter regresa con MJ para tomar una decisión.


The Spectacular Spider-Man No. 9

Spidey recluta a uno de sus vecinos para ayudarle en su estrategia para lidiar con el villano. Octopus comparte una anécdota de su pasado con Zarour para intimidarlo y justificar su retorcido modo de proceder. Los medios se reúnen y Spidey acude, quitándose la máscara frente a su enemigo.


The Spectacular Spider-Man No. 10

Octopus se indigna cuando Spidey revela otra máscara debajo, irritándose más cuando éste, a través de su “asistente” improvisado, demuestra que Zarour ha sido liberado (con ayuda de Garret y los del Mossad). La rabieta de Octavius es monumental y la batalla no se hace esperar, llegando hasta las alcantarillas. Al asesinar Octopus a un policía para molestar al arácnido, éste no tarda en ponerlo en su lugar, orillándolo a suplicar que no lo mate. Dejándolo envuelto para la policía, Peter regresa para celebrar con MJ.

Para celebrar su décimo aniversario publicando Marvel, Televisa anunciaba sus intenciones de reimprimir material antiguo en una nueva serie de publicaciones que se concretaron muchísimo después (en el formato de “Best Sellers”). Sin embargo, antes de eso, experimentaron con otra clase de reimpresiones, siendo The Spectacular Spider-Man No. 1 el primero (y único en aquel entonces), bajo el mote de “Marvel Aventuras” (el cual, mucho después, ha presentado tanto compilaciones como novelas gráficas y, en algunas ocasiones, números individuales de títulos que no tienen interés alguno de darles continuidad, como “probaditas” que lanzan por capricho y oportunismo). Ciertamente, fue un estúpido movimiento de su parte que no tuvo explicación lógica, ya que no servía a ningún propósito el reimprimir el primer número de un arco (repetir el arco completo y preferentemente en una compilación, podría haber sido más acertado, pero hasta la fecha nunca lo han hecho). Si tenían algo en mente y prontamente se retractaron, quien sabe, pero fue una estrategia de celebración de porquería.

En el No. 6, publican una carta de José David Méndez que incluye una foto de éste al lado de Stan Lee y otros creativos. Dicha foto se repetiría más adelante en otra publicación, bajo un nombre distinto, indicando que alguno de los dos se adjudicó una foto que no le pertenece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario